martes, 22 de junio de 2010

MINOTAURUS (reseña)


Hace bien poco que han llegado a España los jueguitos de mesa de la marca "Lego". Un invento cojonudo, para que darle más vueltas. Hay diez modelos, pero los más llamativos son uno con una piramide que te cagas (juego este en cuyo diseño ha colaborado nada menos que Reiner Knizia) y el que voy a reseñar hoy, llamado "Minotaurus" (a ver si adivinas la temática).

Al principio era un poco escéptico, por que aunque siempre me han gustado los Legos y los dibujicos de la caja daban muy buena impresión, no pude evitar pensar que se trataría de un subproducto tremendamente infantil cuyo disfrute estaba inevitablemente ligado a las mentes débiles. Pero como jamás niego una partidita a un nuevo experimento tableril, pues allí que fuí. Y buenísimo, oiga.

Al parecer, los susodichos juegos de tablero de Lego (ya publicados en gran parte del globo el año pasado), han obtenido un éxito inmenso, alcanzando en Estados Unidos un 10% del mercado en cuestión de meses.

"Minotaurus", en su versión básica, funciona así:

Cada jugador tiene tres héroes y gana si logra llevar a uno de ellos al centro del laberinto. El tablero es un laberinto con paredes verdes (setos) y paredes grises (muros).

En tu turno, tira el dado LEGO y mueve a uno de tus héroes tantos pibotes (en cualquier dirección) como indique el número. Si sale color "gris" coge un muro y colócalo donde quieras (puteando a otro jugador o sacándote de un aprieto). Si sale color "verde" puedes saltar hasta tres pibotes en cualquier dirección, pasando por encima de jugadores o setos. Si sale color "negro" mueve al terrible Minotauro hasta ocho pibotes en cualquier dirección. Si el Minotauro alcanza a un héroe, este regresa a la casilla de salida.


Y no hay mucho más que contar... ¿O sí?



Efectivamente, se trata de un entretenimiento sencillísimo apto para todas las edades y que proporciona una experiencia de juego sólida con los niveles justos de sencillez, picotismo y táctica. Pero la clave de todos los productos de LEGO es la creatividad y eso no cambia ni un ápice en su vertiente de tablero... ¡Modifica el escenario! ¡Modifica el dado! ¡¡Cambia las reglas!!

Tras un rato poniendo y quitando cubiletes, mi estrafalario grupo de amigos y yo no pudimos evitar crear un nuevo reglamento absurdamente complejo en el cual nuestros héroes ganan experiencia y armas para enfrentarse al Minotauro... y donde, evidentemente, la "eliminación por muerte" está a la orden del día.



Es imposible no divertirse diseñando TU tablero con TUS reglas. Cualquier jugador de nueve a noventa y nueve años esbozará una gran sonrisa. Nosotros no podiamos creernos lo bien que nos lo estábamos pasando con semejante gilipollez, hasta el punto de que uno de los reunidos no pudo evitar gritar "¡ESTO ES MEJOR QUE FOLLAR!" Lo cual, bueno, es una afirmación bastante extrema que habría que tomar en reflexión... pero, en cualquier caso, está claro que este tipo de entretenimiento nos retrotrae a tiempos anteriores en los cuales con la imaginación cualquier cosa era posible y la sociedad no tenía poder para hundir nuestras orgullosas fortalezas de bloques.

Algunos de los títulos disponibles en la colección pintan la mar de bien: caballeros, dragones, platillos volantes, esqueletos, piratas, robots, momias, exploradores, magos...
Por todos los dioses, me los quiero comprar TODOS.

Asi que nada, amigos, no hay mucho que yo pueda decir, más que recomendaros encarecidamente que os paseis por la juguetería Poli o donde sea y os echéis unas partidejas a este estupendérrimo "Minotaurus". Y una vez lo hayais hecho, tirad el reglamento a la basura, sacad vuestras viejas piezas de LEGO y construid un nuevo mundo de fantasía y emoción.

¡BUILD! ¡PLAY! ¡CHANGE!

4 comentarios:

Xavi C. dijo...

Jope, ¿tan bueno es? Mira que lo estuve mirando y pensé ¡esto es para críos! ¿Lo recomendarías como regalo a mi sobrino de 10 años?

Kike dijo...

A tu sobrino de 10 años le va a ENCANTAR.

Aunque mi favorito, como ya he comentado, es eld e la pirámide ;)

Alejandro dijo...

Esta buenismo. Yo se lo regale a mi hijo de 11 años y le encanto.
Nos pasamos horas jugando.
Igualemnte hay muchos juegos de mesa muy buenos, este es uno de ellos.

giLiXiTa dijo...

Hola!!

Permíteme presentarme soy Gillian administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. si estás de acuerdo no dudes en escribirme

Éxitos con tu blog.
Gillian Silva
gilixitana@hotmail.com